“Algo, ahí fuera”, una historia sobre el desastre del cambio climático, de Bruno Alpaia

Ene
2018
04

Publicado por en Arte y cultura, Libros

No hay comentarios

Bruno Arpaia es novelista y periodista napolitano, además de asesor editorial y traductor al italiano de literatura en lengua española. Ha cosechado numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera, tiene textos de pensamiento al igual que obra de ficción, siempre marcada por el compromiso con el futuro de sus gentes.

Yo lo conocí en la última edición de Getafe Negro, y me interesó mucho lo que dijo, partiendo de lo que contaba, precisamente, en su novela Algo, ahí fuera, publicada en Alianza Literaria. Me pareció claro en sus ideas, contundente en sus críticas y en sus amenazas de futuro, enteramente descriptivo e informativo de una realidad tremenda de la que seguimos, colectivamente, sin querer percatarnos, sin tenerla en cuenta: el terrorífico cambio climático. Incluso para la novela ha tenido en cuenta las investigaciones científicas.

Algo, ahí fuera es una distopía, es decir una utopía envenenada, malvada, una visión de holocausto, pero lo único que hace es limitarse a jugar con lo que sabemos hoy, augurando lo que es fácil deducir que ocurra: el desastre. Aunque él piensa que se quedó corto en su augurio. En realidad declaró que: “Lamentablemente es una novela realista”.

Lo dijo Arpaia en Getafe, porque es la tesis que mantiene: “Es algo que ya está ocurriendo, pero no nos damos cuenta”. Destacó que: “Tenemos el ejemplo de Siria. Muy pocos dicen que una de las causas del origen de la guerra es la gran sequía que entre 2008 y 2013 provocó una marcha de centenares de miles de personas hacia Alepo y Damasco en una situación ya conflictiva. La guerra de Siria es una guerra por el agua.” Y continuó recordando que “Según cifras de la ONU, ya hay 50 millones de desplazados climáticos”. Y todo eso lo cuenta en esta novela, escrita en 2015, cuando Trump todavía no era el presidente de Estados Unidos, hecho que ha agravado aún más la perspectiva de lo que nos aguarda. “Yo me imaginé un presidente así para 2050 porque me parecía tristemente lógico que se llegara a algo parecido. Me quedé corto porque ya lo tenemos: un presidente xenófobo, creacionista, que desconfía de la tecnología y que quiere expulsar a los inmigrantes”.

¿Qué nos cuenta? Una Europa del centro y del sur empobrecida, miserable, seca; países devastados desde donde se provoca un éxodo hacia el norte, conservado aún verde y con agua, para poder sobrevivir, para poder conseguir alimento. Es la Europa de mediados del siglo XXI. Nosotros sabemos que la sequía creciente no es un espejismo, no es un invento de ecologistas trasnochados y visionarios crueles, sino una terrible realidad que crece imparable, contando incluso con inesperadas lluvias torrenciales que no sirven. “Llanuras agrietadas, riberas de barro seco, ríos áridos, polvo amarillento, casas y naves industriales abandonadas”, ese es el panorama que nos describe.

En la novela, Livio Delmastro recuerda los debates que tenía en el pasado con sus colegas sobre el cambio climático mientras, en el presente, resulta ser uno de las decenas de miles de “refugiados ambientales” que se dirigen a Escandinavia, último territorio cuyo clima permite la vida humana.

Livio Delmastro, viejo profesor de neurociencia, forma parte de esas huestes de nuevos desplazados. Dio clases en Stanford, pero se vio obligado a regresar a una Italia casi desertizada y azotada por grandes desórdenes sociales y políticos, por la corrupción y por los enfrentamientos étnicos y la violencia en las calles. Allí pasó dieciséis años, en un mundo que se desmoronaba, sin ganas de vivir, pero igualmente sin valor para quitarse la vida. Luego, como muchísimos otros, tuvo que pagar a exploradores y guías, y ahora, víctima del hambre, la sed y los saqueadores, camina en una columna humana, entre turbas de desesperados, a través de tierras estériles, valles calcinados y ciudades en ruinas por un continente trastornado e irreconocible, hacia un norte temeroso de perder sus privilegios por la invasión creciente.

Algo, ahí fuera es una novela visionaria y actualísima, a caballo entre dos tiempos, que nos obliga a vivir las consecuencias extremas del cambio climático ya en marcha. Con una brillante capacidad de penetrar y recrear distintos mundos, Bruno Arpaia combina en esta novela la ciencia, el arte y la filosofía que, como dicen los críticos, constituye la vocación más profunda de la mejor literatura italiana. Una novela que nos cuenta de manera espléndida esta realidad, esperemos que algunos gobernantes la lean.

Novela ideal para comenzar el año con ilusión y esperanza… porque está en nuestras manos que el futuro no sea tal y como viene, tal y como Arpaia lo ha descrito.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario