Cabaret del Círculo de Bellas Artes

Tuvo mucho que ver Carlos Tena, que estaba en la Junta Directiva del Círculo, además yo también contaba con otros apoyos como el del propio director de entonces, Enrique Baquedano, a quien conocía. Presentamos un proyecto para hacer un cabaret en la Sala de Columnas, y lo aprobaron.

Fue una experiencia preciosa que tampoco duró demasiado, no recuerdo por qué. Pero sí que fue intensa, y dejó un fenomenal recuerdo.

Lo hacíamos una vez por semana, me parece. Llenamos la sala de mesas para cenar. Contratamos a una cigarrera, que era Raquel Aparicio, que también contaba chistes improvisados, como Rosa, que también ejercía de actriz-camarera. Contamos con un maestro de ceremonias que era Iñaki, de Glutamato Ye-Yé en su papel de Doctor Marrasquino y, generalmente con la Orquesta Minerva, que la formó para la ocasión, y dirigía, Eliseo Parra, a la sazón Don Ricardo Moreno. Además hubo otras actuaciones, que recuerde, o de las que ha quedado constancia en prensa Javier Ruibal, los Tres Tristes Tigres (Moncho Alpuente, Gran Wyoming y el maestro Reverendo), Académica Palanca, Javier Krahe, todo un cabaret berlinés sobre textos de Bertolt Brecht, Boleros Bengalíes, Pau Riba, Trinidad Iglesias, Paco Clavel, Ricardo Solfa, el uruguayo Leo Masliah, Esperanza Argüelles o Rocky Bolero (el amigo Ricardo Cantalapiedra). Es decir, lo más cabaretero y alegre de lo que conocía y que ya había actuado con nosotros o eran fieles de nuestro escenario.

Escribe un comentario