Café del teatro María Guerrero

Los proyectos fuera de la sala de San Vicente Ferrer, 23 no nos duraron mucho, y me parece que nunca fue por nuestro quehacer, que en todo momento fue elogiado por los interesados, incluso tuvieron repercusión mediática, etc.

Abríamos un nuevo espacio nunca con el objetivo central de ganar dinero y luego buscar un recambio que nos permitiera lo mismo, que es la táctica de los que se aprovechan del negocio de la noche, sino crear en cada caso un ambiente determinado, apropiado al espacio; por eso en cada lugar elegía las actuaciones que le iban bien dentro del abanico de posibilidades que teníamos. Ciertamente siempre me faltó un lugar grande y sin el menor problema de sonido para programar rock, pero eso sólo pudo ser, a ráfagas, en nuestra sala matriz.

Del período del café del teatro María Guerrero, que nos duró una o dos temporadas, me han quedado apenas tres anécdotas. La primera, que fue donde más se hizo Académica Palanca, aunque el trío de humor cantautor ya había nacido en los últimos momentos del Elígeme, y de allí saltaría a la consideración popular que se merecía. Que en los últimos días hubo una actuación de Luis Pastor, no fue nadie y la tuvimos que suspender, pero aun así le tuvimos que pagar lo acordado para que no se enfadara, porque siendo amigo, había cosas que no pasaba. Y las actuaciones de Pedro Guerra.

A Pedro Guerra le conocí siendo muy muy jovencito. Lo cuento con detalle en el espacio de Tiempo de papel, el programa de libros de TVE donde yo trabajaba. Cuando llegó a Madrid se puso en contacto conmigo, y enseguida se subió a nuestro escenario. En una de sus actuaciones estuve sentado con Chus y con sus hermanas, Raquel y Conchi, creo que también estaba su hermano pequeño, Diego. Salimos encantados, porque nos entusiasmaba. Pues una de esas noche aparecieron Víctor Manuel y Ana Belén porque al parecer habían oído hablar de él, o él les había invitado, lo cierto es que les gustó mucho y de ahí salió la colaboración para Contamíname, un paso de gigante en su carrera.

Escribe un comentario