“Después de la caída”, otra novela de impresión de Dennis Lehane

Ene
2019
13

Publicado por en Arte y cultura, Libros

No hay comentarios

Me gustaron otras obras anteriores de Dennis Lehane, y me ha vuelto a convencer su Después de la caída, cuando hace poco también disfruté de La entrega. Ambas editadas en esa fantástica colección de clásicos actuales que es Salamandra Black.

¿Quién es Dennis Lehane? Pues alguien al que se conoce por sus obras: Mystic River, que Clint Eastwood convirtió en un taquillazo en 2003, otras también llevadas al cine con éxito: Adiós, pequeña, adiós y Vivir de noche, ambas de Ben Affleck, La entrega, dirigida por Michaël R. Roskam, y Shutter Island (Martin Scorsese, 2010), que cito en último lugar porque me gustó especialmente, y que la cinta sigue escrupulosamente la novela. También una serie de media docena de títulos con los detectives bostonianos Kenzie y Gennaro, y la trilogía histórica criminal del mafioso Joe Coughlin. Pero además ha escrito series de televisión tan míticas como The Wire y Boardwalk Empire. Resumiendo: Dennis Lehane es uno de los grandes autores actuales de novela negra.

Durante muchas páginas, Dennis Lehane no deja claro en qué consiste Después de la caída ni qué busca contar al lector, lo que no es óbice para dejarlo enganchado a través de una prosa impecable y una atmísfera de intriga continua. Porque no se puede concebir que  el planteamiento se reduzca a contar cómo una mujer busca al padre que su madre le ha ocultado, y en ese camino se suceda alguna decepción aunque tal vez conlleve añadir un amigo a su breve nómina. También en otro de los recodos de ese camino, se enamora y se casa.

Es cierto, lo que nos cuenta Lehane en gran parte de su obra es quién es Rachel Childs, nos describe el perfil sicológico de una mujer que descubrimos atormentada. Es periodista, y vive una crisis de histeria haciendo una trasmisión desde Haití, una crisis que arrastra consecuencias, tan graves como perder su empleo, tal vez su profesión y a su marido, depositándola en un estado asocial y enfermo. Claro, a propósito he pasado por alto la primera línea de la novela.

Aunque desde luego uno no se aburre, llega a preguntarse si se limita a la descripción de un personaje inestable que en esa primera línea del libro se sabe que mata a su marido de un disparo. “Un martes de mayo, a los treinta y cinco años de edad, Rachel mató a su marido de un disparo”. Es que, claro, con un comienzo tan enjundioso como ése, ya puede seguir lo que sea.

Pues no, aunque es evidente que la carga sicológica de la novela es muy profunda, o intensa, también, de repente hay un giro de tuerca, todo trastabilla y comienza una nueva parte, que se va a caracterizar por la violencia. El giro lo provoca Brian, alguien que la entiende, que se sitúa a su lado y que se trabaja muy en serio sacarla de su agorafobia y de sus ataques de pánico. Pero que también termina introduciéndola en la peripecia final de la historia, y tal vez en su mentira.

Personaje femenino, suspense psicológico, Después de la caída  es un thriller intenso, vibrante y emotivo que permite al lector ir jugando a descubrir que es lo que está por venir, aunque resulte difícil que lo acierte.

Tomo prestadas las palabras de Pablo Ximénez de Sandoval: “El maestro de los bajos fondos bostonianos, de la mugre, el frío, el indomable acento irlandés y el último pitillo” hablando de Lehane, que cambió su residencia del pueblo de Dorchester en Massachusetts al Hollywood donde ha triunfado en el mundo de las series de televisión. Pero con esta última novela ha vuelto a sus orígenes, a Boston. Pero ya no hay bajos fondos, hay personajes privilegiados.

El propio Pablo recoge unas declaraciones de Lehane, que aclaran bastante el sentido de la novela: “La felicidad no nos enseña nada, solo que nos gusta ser felices. Las cosas que recuerdas en la vida, las que te hacen quien eres, normalmente no son las buenas. Nadie se acuerda de que tuvo una fiesta de cumpleaños estupenda. Esa no suele ser la historia. La historia es que pasé de largo en un accidente. La historia es que he perdido a mi padre. Eso es lo que te hace quien eres. Y Rachel pasa por varias cosas así. Ese es el viaje en la mayoría de los libros: ¿quién soy yo?” Y también: “Para bien o para mal, me gusta la acción, eso es lo que me lleva a la novela negra. Ficción en la que pasan cosas. No es mejor ni peor que las demás, es la que me gusta leer y escribir”.

“Odio cuando alguien me dice: ‘Tus libros son muy cinematográficos’. Para nada. El cine es literario. Lo que tú llamas cinematográfico yo lo llamo evocador. Trato de evocar cosas, no intento ser cinematográfico, eso está en tu cerebro, eso es lo que tú aportas, el millón de películas que has visto. Lo que yo estoy haciendo es meterte en ese libro. Ni te conozco. Es una relación mística y rara. Mientras que cuando escribo un guion estoy escribiendo para el director, el diseñador del decorado y el director de fotografía. A veces ves cosas muy perezosas, como una vez un libro que decía: ‘Tenía el pelo castaño y se parecía mucho a Julia Roberts’. Esa es una escritura de mierda. Eso es ser un vago de mierda. ¿Por qué no lo transmites, en vez de escribir para el tipo que va a producir la película?”

Un tipo bien interesante Dennis Lehane. Muy recomendables sus novelas, tanto como sus series y, de momento, incluso las versiones cinematográficas de sus películas. Un fuerte aplauso para su literatura.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario