La mujer del camarote 10, intriga de alto voltaje

Ago
2017
10

Publicado por en Arte y cultura, Libros

1 comentario

La mujer del camarote 10, de Ruth Ware, la ha publicado Salamandra, fuera de la colección black, aunque es una historia, esencialmente, de intenso suspense. Ruth Ware es una escritora inglesa y ésta es su segunda novela publicada en España, casi simultáneamente a la tercera en su idioma y en su país natal: The Lying Game. En nuestro país ya triunfó con la primera, En un bosque muy oscuro. La verdad es que cuenta con ventas espectaculares, también en Estados Unidos y en otros países. La novela es francamente entretenida.

Cuando leía las primeras páginas, o las segundas, me temía lo peor, un especie de crimen en habitación cerrada, con una serie de personajes que parecen todos el culpable, y entre los que hay que descubrir al asesino. Y tal vez tenga esta pieza algo del clásico argumento, pero ni mucho menos se limita a él, y termina por no parecérsele en nada. Y lo agradezco infinitamente, porque ya aborrezco ese esquema, tiene que contar con ingredientes demasiados sorprendentes y fórmulas renovadas para que atraiga mi interés.

Poco antes de que Laura Blacklock zarpe de Londres rumbo a los fiordos noruegos, sufre un intento de robo en su casa, que ya, de entrada, la desorienta. Laura es una periodista que va a representar a su revista, dedicada a los viajes; y no se trata sólo de un crucero de lujo, durante el que va a poder disfrutar de la atractiva aurora boreal, sino que se relacionará con gente influyente que puede ayudarla en su carrera profesional.

Todo se va al traste. Pronto descubre algo en el Aurora, el yate de lord Bullmer, de lo que apenas tiene pruebas, y que para colmo se ha enterado habiendo bebido bastante alcohol, elemento con el que últimamente tiene una mala relación. Ese algo que descubre es un cuerpo que cae al mar, o eso supone, y del que nadie en el yate le da noticia. Efectivamente, por mucho que lo cuenta, nadie la cree, porque no falta ninguna persona en el barco, ni de la tripulación ni de los invitados. Y el camarote 10, el contiguo al suyo, está vacío. Quien está más cerca de ella, aunque la mujer también sospecha de él, es Ben, un antiguo amante que también viaja.

Del exterior la autora nos cuenta que también suceden cosas, que comienza a cundir la alarma por no tener noticias de Laura. Incluso su actual compañero tiene que intervenir en las redes para apaciguar los ánimos. Pero lo cierto es que los días transcurren y se sigue sin saber nada de ella, ni siquiera cuando aparece un cadáver.

Si continúo hablando voy a meter la pata, contando algo que no debo si de mantener el interés se trata. Aseguro que hay mucho más.

Lo que no puedo dejar de llamar la atención es sobre el buen puñado de páginas en las que Laura está encerrada en un camarote de los de la bodega, prisionera. La autora consigue mantenernos en vilo todo el tiempo, lo que es muy de agradecer.

En definitiva, una novela de intriga y aventuras, que resulta bien emocionante y entretenida. Muy a propósito para terminar el verano.

1 comment

Trackback e pingback

No trackback ni pingback disponibles para este articulo

Escribe un comentario