Sisa

Publicado por la editorial Júcar. Madrid, 1981.

Sirvió en primer lugar para hacerme amigo de un tipo espléndido y genial que era el cantautor galáctico Sisa. Amistad que se consolidó luego, cuando Sisa se convirtió en Ricardo Solfa, se trasladó a vivir a Madrid y frecuentó el Elígeme, sala de Pedro Sahuquillo y mía.
Yo de joven, que también aparezco en un par de las fotografías que ilustran el libro, me inventé una trama en la que yo hacía el papel de periodista investigador buscando al auténtico Sisa, al que se suponía desaparecido. Es decir, que para contar su biografía, que era de lo que se trataba, elaboré una trama que la hiciera más atractiva.
Para mi, Qualsevol nit pot sortir el sol figura como una de las frases del frontispicio de mi vida. Y Sisa, casi un hermano. Siempre recordaré aquel largo viaje que hicimos desde la casa de Jaume, en el barrio de Sants, hasta el restaurante Siete puertas, ya cerca de la estación de Francia de Barcelona. Fue un paseo de cerca de tres horas, que Jaume se las pasó hablando del suicidio, de sus lecturas de Cioran, de la necesidad de cambiar. Ahí supe que Sisa iba a transformarse y, si cambiaba de personalidad, no podría escoger otra mejor que la de Ricardo Solfa, el cantante de Las perlas del Caribe, el germen de lo que luego fue La Orquesta Platería, formada para animar una fiesta de fin de año y que luego haría historia.
Luego Sisa volvería a ser, pero toda su vida hasta la muerte de su padre, la operación de la vista, que es el preámbulo para la metamorfosis, está recogida en este libro que, se puede entender por tanto como una biografía completa. Aunque ya haya que escribir la total, a la que aún quedan un puñado de capítulos.

LO QUE HA APARECIDO EN LOS MEDIOS DEL LIBRO:
83.3.2 El Socialista
82.1.28 El Norte de Castilla
81.12.21 Hoja del Lunes
81.12.17 La Calle
81.12.17 Diario 16
81.12 Avui

7 comments

Trackback e pingback

No trackback ni pingback disponibles para este articulo

Escribe un comentario