Marta Sanz, magnífica escritora

Oct
2018
21

Publicado por en Arte y cultura, Libros

No hay comentarios

Yo la conocí por un texto policial, o relacionado con la literatura negra, o… pero suyo, de Marta Sanz, de las mejores plumas (ordenadores) que hay hoy en España. Me refiero a Black, black, black, protagonizada por Zarco, su detective homosexual. Amor fou es la última novela que ha publicado, en Anagrama, su editorial desde hace años, aunque se trate de una nueva versión del mismo título, aparecido hace cinco años. Es el que quiero comentar. Lleva un interesante prólogo de Isaac Rosa.

Lo primero importante a señalar es que Marta no es una escritora fácil. ¿Y eso es malo? Eso es ella, Marta Sanz, con una escritura propia, lo más que se puede decir de un creador. Tal vez se encuentre en desventaja con la corriente de escritura (mayoritariamente abrumadora) destinada a un lector cómodo al que no le gusta complicarse, tal vez ni siquiera pensar, leyendo un texto. También que, aparte de sus novelas más explícitamente negras, su literatura siempre tiene un aire de misterio, de intriga o, lo que es lo mismo, de una compleja tensión dramática que todo lo tiñe.

En Amor fou conviven tres personajes enredados en una trama amante, que mantiene cierta pequeña intriga para aderezar lo que en sí ya es algo perfectamente condimentado. Aquel pasional amor de otro tiempo (Raymond), que sigue muy muy presente (demasiado para considerarlo “pasado”), y la pareja establecida en el presente (Lala y Adrián). En realidad es aquel y ella, quienes mantienen el relato de esta novela que transcurre gracias a monólogos interiores de los dos.

Es medio imposible resumir cómo se ven entre ellos y a sí mismos, lo que les provoca el otro, o los otros; hablando de los esos tres protagonistas de la novela, especialmente los dos que construyen el relato, por el acompañante actual de ella, apenas es sólo una comparsa. Más acertadamente: es imposible, de ahí que Marta haya escrito ese impecable puñado de páginas que hay que leer enteramente: para que disfrutemos de esa historia y de su contexto.

Marta va desgranando la descripción de sus respectivas personalidades y los hilos que los entrelazan. Y lo hace muy bien. De todos modos me resulta curioso que el personaje más definido sea, a mi parecer, el del tercero, el de Raymond, y a mucha distancia del femenino. ¿Porque la autora se ha esforzado más en el personaje que le queda más lejos? ¿Porque es quien más le importa? Quién sabe.

Su prosa contiene una poética que me encanta, es bien certera: descriptiva, sugerente, también felina y boscosa. De mujer. Con mucho humor inteligente:

“No es verdad que yo la aburriese, pero lo de la procacidad sí que lo era. Lala descubrió su clítoris a los cinco años experimentando con frutas y verduras. Paradójicamente, los celos me produjeron cierto escozor en la nariz, porque los celos son algo físico que impulsa los puños hacia delante y a veces provoca el estornudo.”

El amor, la compleja relación entre ellos se da dentro siempre del contexto social, de aquello que les rodea, les influye, les acecha o les reconforta. Porque nadie ni ninguna relación se puede contar, o se debería relatar, sino considerar todo lo otro, lo que directamente nos afecta como personas.

Amor fou es una novela que según se nos dice es más autobiográfica de lo que puede considerarse cualquiera otra, pero no es algo que nos tenga que inquietar o que estemos obligados a tener presente. Se trata de disfrutar una hermosa novela de… sobre todo de amor, tal vez de venganza, de preocupación social, de normas que no valen, de sentimientos que van y vienen, que cambian, que se modulan. De vidas intensas.

Amor fou es una novela bien recomendable de Marta Sanz, como todas las demás de la autora madrileña que fuera finalista en el premio Destino y ganadora del Herralde en una ocasión y finalista en otra.

Tags: , , ,

Escribe un comentario