Mensajes etiquetados ‘Elígeme’

Publicado por en Arte y cultura, Sociedad

5 comentarios

Leí el titular periodístico de que “Todos los bares de Barcelona podrán ofrecer música en directo”, y que ” El ayuntamiento subvencionará la insonorización de los locales que quieran programar actuaciones”. El artículo en cuestión comenzaba con la frase “Llegó el día”. Fue hace unas semanas. Me produjo un vértigo emocionado. Era la noticia que esperaba leer desde hace más de treinta años. || Sigue leyendo

Publicado por en Arte y cultura

1 comentario

Aquella noche lloré por Manolo Tena. Sería el año 87, o el 88. Yo estaba junto a la barra del Elígeme, él actuaba. Había llegado muy tarde y muy, muy colocado, yo, de entrada, muy nervioso y preocupado. Me temía lo peor. Y así fue, deambulaba sin control por el escenario, se tropezaba, estaba siempre a punto de caerse. No recuerdo, tal vez las lágrimas no me dejaron ver más, si llegamos a suspender. Sí que la banda tocó sola varios temas. Yo quería a Manolo, le quise siempre. El día de su muerte volví a llorar por él, una vez más, porque se ha ido sin que cumpliéramos con una cita que teníamos pendiente. || Sigue leyendo

Publicado por en Miscelánea

1 comentario

Daniela Riso tiene el café La Fídula que, aunque ha cambiado un par de veces de manos, sigue siendo un espacio para poder cantar, para poder tocar, compatible con un negocio nocturno. Daniela ha puesto un mensaje en el muro de su Facebook, y yo quiero solidarizarme con lo que dice, con lo que pide, con la situación del local, con la problemática de los locales de música en directo, no sólo por mi antigua experiencia en la sala Elígeme y en el teatro Alfil. Y es que la historia de cierres, multas y castigos a las salas de actuación en directo ya es demasiado larga y grave. || Sigue leyendo

Publicado por en Arte y cultura, Sociedad

16 comentarios

Emoción imprevista. Paseo por el casco antiguo de Zafra, precioso, vengo de detenerme en las plazas, Chica y Grande. Aquí nació Dulce Chacón. Ante el aroma de un cortado que me vuela a otros momentos serenos de mi historia, reflexiono sobre la paulatina desaparición del ser humano y de lo que él fabrica. Inexorable proceso de modificación destinado a conducirlo todo a la muerte, y que en estos tiempos sufre un acelerón vertiginoso. Aunque tal vez sólo sea mi percepción. || Sigue leyendo