Todos te recordarán, la última de Andreu Martín, un maestro.

Abr
2019
22

Publicado por en Arte y cultura, Libros

No hay comentarios

Andreu Martín nació en 1949. Ha sido guionista de cómics, con incursiones en el mundo del teatro y del cine. Conocido sobre todo como autor de novela negra, obtuvo el Premio Círculo del Crimen en 1980 por su novela Prótesis, un título mítico. El Premio Alfa en 1986 por El día menos pensado, el Premio Hammett en tres ocasiones, y el Ateneo de Sevilla. En 2011 fue galardonado con el Premio Pepe Carvalho por el conjunto de su obra. Junto a Jaume Ribera creó el popular personaje de Flanagan en 1989. Y muchos otros, pero muchos, también internacionales. En el curriculum de Andreu figuran 59 novelas para adultos, 41 novelas juveniles, 30 novelas infantiles. Aproximadamente. Hasta ahí wilkipedia.

Andreu Martín es uno de los grandes de la novela policiaca española, junto a otros autores de su generación como Juan Madrid o Julián Ibáñez, sin olvidarnos de los clásicos, Vázquez Montalbán, Manuel de Pedrolo, Jaume Fuster, González Ledesma… Y es de los que no paran de publicar, de manera que uno se pierde por la gran cantidad de novelas a su nombre, siempre entretenidas, inmersas en la realidad social del país donde se sitúa la acción, el nuestro. Destacando también hoy como autor de novela negra, por mucho que exista una enorme y magnífica competencia.

Seguramente la última publicada es Todos te recordarán, cuando apenas ha transcurrido un año de El Harén del Tibidabo, la anterior, ambas publicadas por esa editorial que cada vez tiene más notoriedad por los autores que incorpora a su interesante fondo, centrado en la novela negra: Alrevés.

En la anterior, las mafias que aparecen en su relato son las que se ocupan del tráfico de mujeres y ofertas de todo tipo ligadas al sexo de pago. En Todos te recordarán el crimen organizado se mimetiza con el yihadismo.

La historia se desarrolla apenas unos meses después del bárbaro atentado de las Ramblas de Barcelona, en un momento álgido del movimiento independentista y cuando faltan pocos días para la celebración de unas elecciones autonómicas. Entonces aparece en el puerto el cuerpo sin vida del inspector de la Policía Nacional Santiago Ortuño. A partir de ahí volvemos a lo que origina todo, y es cuando una muy atractiva cantante, Leire Alfar, llega a comisaría para solicitar un permiso de residencia para Abduh Fayad, un lampista marroquí que trabaja en el negocio de los hermanos Shaddad, que seguramente esconde algunos misterios. Y le atiende Ortuño, que cumple con el trabajo poco lucido de atender a emigrantes, quedándose prendado. Así que le promete que le conseguirá todo para tener la opción de iniciar una relación que provoca una trama en la que Andreu Martín nos envuelve con verdadera maestría.

Andreu Martín se ha definido en algún momento como un “ortodoxo” y un “talibán” del género negro. Puede ser. A mí me gustaría explicar que lo que me parece su prosa es fría y calculada, lo vengo confirmando en las obras suyas que he leído, con una objetividad que la hace distante, no comparable a un informe policial, pero como si pareciera dictada desde lejos, como si tanto el relato como los personajes carecieran de alma. Pero siempre acabo emocionado, atrapado por una fina red que va tejiendo y que desdice radicalmente lo que acabo de asegurar. Es pura apariencia lo de la objetividad, la frialdad o el distanciamiento. Para nada. Los personajes son de carne y hueso, la trama llena de vida, de sentimientos, de pasión.

El personaje de Santiago Ortuño se muestra en el recorrido de la trama como un tipo débil, amargado, víctima de sus instintos. Leire Alfar se debate entre la obligación de pagar un favor y el autodesprecio. Fayad es otra víctima, ahora del fanatismo. Mientras la trama navega entre la situación social y política, de ahí los desencuentros entre los distintos cuerpos policiales, por ejemplo, y esa afiliación forzada, tanto al terrorismo (nuevos conversos) como a la policía (infiltrados o confidentes).

De nuevo agarrar una novela de Andreu Martín es garantía de entretenimiento seguro, pero igualmente, en dosis similares, de motivos para la reflexión al situarte en cualquiera de las problemáticas sociales que nos sacuden. Pero hay que leerlas deprisa porque enseguida hay un nuevo título suyo en el mercado, lo que se agradece. No sé si ha quedado claro, pero recomiendo que os embarquéis en cualquier novela del autor catalán, de todos modos, Todos te recordarán es la que toca ahora.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Escribe un comentario