Un anuncio para vomitar

Abr
2014
08

Publicado por en Miscelánea, Sociedad

4 comentarios

Hay un anuncio que escucho en la radio en el que un hombre con voz ahogada por la pena, por la impotencia, explica que ya no puede más, que no puede soportar más la subida de los precios, que no puede con las deudas que le están agobiando. La segunda parte del anuncio es la solución que se ofrece a esa situación: que hay una gestoría, una empresa que le arregla las deudas y se las convierte en una sola, para que le resulte más fácil hacerles frente. Entonces me sube un amago de vómito a la garganta.

De hablar de la segunda parte ni quiero, que me vuelven las ganas. Me quedo con la primera parte, y completo la segunda diciendo que no hay salidas individuales, que no hay salidas mágicas, que la salida está en la mano y en la voluntad de cada uno, pero sobre todo en la mano de la unión con las demás personas que tienen los mismos problemas, o semejantes, que son la abrumadora mayoría de la sociedad. Me refiero a los que tienen que impedir que la situación obligue a pasar hambre a alguien, a estar agobiado, angustiado porque no llega a final de mes, porque no puede permitirse un viaje, porque no puede hacer frente al pago de los estudios de sus hijos, porque se siente una mierda al no tener trabajo, etc., etc. Quien lo tiene que impedir, y quien lo puede lograr. Nadie más puede, y menos alguien que sólo quiere hacer negocio contigo.

La segunda parte tiene que ser la solución, en la radio y en la vida, y sólo viene de un llamamiento a la rebeldía, a la oposición al gobierno y al sistema, para que entre todos podamos cambiarlo.

4 comments

  1. Alena Collar

Trackback e pingback

No trackback ni pingback disponibles para este articulo

Escribe un comentario