Voces de papel, relatos de un taller

Oct
2015
01

Publicado por en Miscelánea

4 comentarios

Hace unos días presentamos en la librería de Herminio, en Collado Mediano, un libro colectivo, Voces de papel, construido con los relatos de trece de los participantes que han pasado por mi taller literario. Textos nacidos a partir de alguna propuesta de ejercicio. Todos nos tenemos que sentir satisfechos del resultado, y orgullosos.

Estefanía Sanz, Jesús-F. Carrasco, Enrique Rubio, Silvia Rus, Nuria Fernández, Ana Machado de Dios, Neno Rodríguez, Pablo Romero, Carmen Abenza, Merche Reyna, Carlos de Luis, Alice Sinley y Belén Álvarez. Trece nuevos autores en el panorama narrativo español. Sí, así, sin ambages. Y es que la calidad media de los textos, así lo prueba. Lo que pase en el futuro ya dependerá de cada uno y de cada una.

Lo que sí hay en esas páginas es diversidad, riqueza, leyendo nos vamos encontrando con humor, ironía, realismo, cotidianeidad, fantasía, poesía, historias cerradas, historias abiertas, contundencia dramática… Y, naturalmente, diferentes calidades, como sucede en cualquier otra antología plural, siendo más o menos atractivos según la perspectiva de cada lector.

En ese listado hay dos autoras que ya han publicado, son Ana Machado, con dos libros publicados y un tercero en capilla. Carmen Abenza tiene varios títulos en su haber, a partir de su propia experiencia vital, desde su autodidactismo. Otros ya pueden embarcarse, por ejemplo, en una novela, exactamente en el momento en que quieran, porque han alcanzado ya una firme personalidad muy sugerente. Aún quedan otros que han de trabajar más, que han de perfilar su prosa, que han de tener claro lo que quieren contar; pero están en el camino, que es lo importante, se trata exclusivamente de si quieren seguir por él.

Yo baso el taller en dos características esenciales: la primera es trabajar para animar a los participantes a dejarse embaucar por ese universo maravilloso que es la escritura, la segunda es acortar cada uno de los procesos de aprendizaje trasmitiéndoles la experiencia de mi propio camino. Y esos dos objetivos se cumplen con la mera práctica, desarrollando lo que se hace en el taller: leer, escribir y comentar, analizar.

los chicos web

Cada uno de esos relatos que el lector encuentra en Voces de papel, ha partido de la propuesta de un ejercicio. Y si lo subrayo es porque merece la pena detenerse en ello, dado que es algo que no se aprecia apenas, y si así ocurre es, tal vez, por el título, por un principio, etc., pero no por el resultado completo. No. Los participantes han recibido mi invitación para terminar escribiendo, soberanos, lo que han querido; porque los ejercicios apenas han de ser una sugerencia que ellos tomen, han tomado, para crear lo que nazca de su dedicación, a partir de su universo. Amén de procurar no dejar de cumplir los objetivos narrativos que cada ejercicio lleve consigo.

Hasta la publicación de un libro no se termina el proceso de la creación. Ellos así lo han comprobado: quedaban los últimos retoques, las correcciones finales; lo que se seguiría haciendo de no darse por culminada la tarea cuando ya se publica (aunque hay otra nueva opción cuando se reedita). Por eso había que hacerlo, y Herminio nos lo ha regalado poniéndole sello editorial a este libro tan hermoso.

Me resulta un libro emocionante. Porque es muy digno y yo les he acompañado en un rato de su camino.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

4 comments

  1. BELEN
  2. Neno

Trackback e pingback

  1. “Palabra de taller”, segundo libro de relatos de los participantes en mi taller | Víctor Claudín
    […] Pincha aquí para ver el comentario sobre el libro anterior: Voces de papel. […]

Escribe un comentario